El CEIP Virgen de Luna se suma al programa Camino Escolar con la puesta en marcha de cuatro rutas

El CEIP Virgen de Luna se suma al programa Camino Escolar con la puesta en marcha de cuatro rutas

09 Abr 2018

Azul, morada, verde y naranja son los colores que dan nombre a las  nuevas rutas escolares del CEIP Virgen de Luna, que tras meses de trabajo colaborativo desde su Comisión de Camino Escolar, hoy han empezado a funcionar con la participación de 45 niños y niñas. Para la inauguración de las rutas del programa Camino Escolar han estado presentes, para dar la bienvenida a los participantes, la concejala de Educación, Pilar Cabrera, el concejal de Tráfico, Manuel Cabrera y el director del CEIP Virgen de Luna, Juan Luis Romero.

La concejala de Educación, Pilar Cabrera, ha manifestado su deseo e ilusión de que “este programa quede totalmente implantado en Pozoblanco, esperando que en un futuro próximo los cinco colegios de primaria estén integrados en el mismo”. Cabrera ha recalcado la importancia de que todos los niños y niñas que sean autónomos participen en las rutas, ya que es la mejor opción para mantener unos hábitos de vida saludable, así como favorecer la convivencia entre alumnado.

Por su parte, el concejal de Tráfico,  Manuel Cabrera, ha señalado que desde su concejalía siempre se ha estado trabajando por reducir la contaminación y los atascos en las puertas de los centros escolares, “por lo que este programa supone uno de las mejores opciones para que los menores reduzcan la exposición a la contaminación”. A la vez, Cabrera ha asegurado que la seguridad de las rutas, así como el mantenimiento de los sistemas de control de tráfico por parte de la Policía Local en los cruces de carretera, siguen activos para dar tranquilidad a los padres y madres del alumnado.Desde el CEIP Virgen de Luna, su director, Juan Luis Romero, ha declarado la satisfacción por poder poner en marcha esta iniciativa, dado que “además de favorecer hábitos saludables animan a los compañeros a compartir experiencias y charlas en el camino al colegio, esperando así que entre ellos se animen para ampliar los participantes y fijar las rutas”.

Una de las madres guías de las cuatro rutas creadas, Puri Coleto, ha manifestado que en su ruta los niños y niñas venían contentos e ilusionados por tomar parte de esta actividad saludable, y está segura que eso animará al resto de compañeros.

Cada una de las Rutas cuenta con la figura de “madres/padres guía” que se encargan de marcar la ruta y cumplir horarios. Los niños y niñas no autónomos, los más pequeños, deben ir acompañados, pero los escolares de mayor edad que ya sean autónomos pueden ir solos, ya que las guías de cada grupo de pedibus, sin ser responsables directas de estos niños y niñas, sí velarán por su seguridad y puntualidad. 

Cada Ruta Escolar cuenta además con varios puntos de encuentro intermedios en los que los escolares se van sumando y juntos llegan al colegio.

Hoy más de 45  escolares han participado en las Rutas, y en base a la experiencia de los Programas de los Colegios Manuel Cano y La Inmaculada poco a poco se irán sumando más niños y niñas.La Delegación de Educación y Salud, con Pilar Cabrera a la cabeza, seguirá trabajando para afianzar el Programa de Camino Escolar, tal y como ha venido haciendo en los otros colegios. Así, para el mes de mayo está previsto impartir varios talleres  de Movilidad Sostenible a los alumnos/as de 4º, 5º y 6º de Primaria del CEIP Virgen de Luna. La Dirección del Centro y el AMPA han colaborado con el programa desde sus inicios, en septiembre del pasado año.

Un programa de camino escolar consolidado.Tras casi dos cursos escolares desde su puesta en marcha El Programa de Camino Escolar ha logrado no sólo que muchos niños y niñas caminen a la escuela en lugar de ir y venir en coche, sino que ha cambiado la forma de entender los trayectos al colegio. Decenas de familias han aceptado que sus hijos e hijas pueden ir al colegio sin su compañía y que fomentar los paseos a pie es bueno tanto para su salud como para su desarrollo psico-social. Por otro lado, los entornos escolares de los colegios implicados van reduciendo sus niveles de contaminación ya que a ellos acuden muchos menos coches, por lo que se están convirtiendo en espacios amables de encuentro más sanos y más seguros.

Una campaña de sensibilización para conductores.Como complemeto al trabajo de intervención social en el que se basa este proyecto, desde la Delegación de Educación y la de Urbanismo y Seguridad ha diseñado una campaña de radio dirigida a los/las conductores en la que se pide moderación en la velocidad intraurbana y respeto por los pasos de peatones ya que son muchos los niños y niñas que a día de hoy han vuelto a caminar por nuestras calles sin compañía adulta. Su estatura dificulta su visibilidad y es muy importante estar alerta. La campaña durará dos semanas.

 

Categorías: 
Carrusel noticias
Portada

Atrás